Claro que no. Podéis decidirlo en cualquier momento. Incluso después de la boda. Aunque si ya tenéis claro que queréis álbum es mejor hacerlo constar también en el contrato. Además, a veces tengo alguna promoción por pedir el álbum.