No. Lo que entrego son las fotografías JPG a máxima calidad y resolución. Son el resultado de revelar y editar los ficheros RAW.

Para quien no esté familiarizado con estos términos os diré que el RAW, lo que sale de la cámara, no es ni siquiera una imagen, sino un fichero con información que necesita ser revelado por software para tener la imagen.

De todo modos, si sois muy aficionados a la fotografía y queréis tener los RAW para hacer otro revelado a vuestro gusto podemos hablarlo como un suplemento. Eso sí, en RAW los archivos son muy pesados y según la boda el tamaño total de los archivos puede estar entre 30 y 60 GB.