Laura y Manolo tenían muy claro que en su reportaje preboda tenían que estar presentes los paisajes manchegos de Casas de Benítez, en el sur de la provincia de Cuenca.

Fue una sesión muy divertida, con muchos cambios de look y de luz. Estoy muy orgulloso del resultado de esta sesión. Cuando una pareja te lo pone tan fácil como Laura y Manolo es difícil que no surga la química para lograr unas fotos que transmitan.

Gracias pareja ¡Nos veremos de nuevo en la boda!

Aquí os dejo una selección de las fotos.