Lo más maravilloso de esta profesión es que acabas conociendo gente estupenda.

Más allá de las horas que compartí con ellos durante los días de los reportajes pre-boda, boda y algunas reuniones, lo mejor es conocer sus particulares historias, sus sueños y sus ganas de estar siempre juntos.

Vero y Joan son una pareja joven muy luchadora, con un montón de proyectos y con una relación tan intensa que te contagian su alegría. ¡Gracias pareja por dejarme estar ahí!

Aquí os dejo una pequeña muestra del reportaje de boda de Vero y Joan.