Belén y Jorge nos conocieron, como sucede muchas veces, gracias al boca a boca.

Se agradece muchísimo que la gente que te ve trabajar y valora tu trabajo te siga recomendado a amigos que van a casarse y necesitan fotógrafo. A la hora de buscar fotógrafo es normal que a los novios les surgan dudas sobre si acertarán con el estilo del fotógrafo. Por eso la tranquildad que da el poder ver el reportaje completo de unos amigos es algo que recomiendo a todos los novios que busquen fotógrafo.

Y volviendo al hilo de esta entrada… Tras conocer mejor a Belén y a Jorge durante una sesión de fotos por la playa de Canet d’en Berenguer y el casco antiguo de Sagunto, ya estaba claro que la química que existe entre ellos delante de la cámara no se ve todos los días. Además, tuvimos la suerte de que eligieran para su banquete un lugar especial de Alcoy, el Circulo Industrial, una auténtica joya modernista en las que nos trataron fenomenalmente bien.

¡Alcoy, espero volver pronto!